Consejos si vas a realizar reformas

Aislamiento e Iluminación

Para mejorar hasta en un 40% el aislamiento de tu hogar, incorpora un trasdosado de placas de cartón yeso (Tipo pladur) con aislamiento térmico (lana de roca o poliestireno).

Si tienes previsto repintar tu casa, considera la opción de aplicar pinturas con ceras líquidas o microesferas cerámicas aislantes. Pueden reducir tu factura en climatización en torno al 30%.

Los colores claros reflejan mejor la luz, por lo que una estancia pintada en blanco resultará más luminosa y permitirá ahorrar energía. Además, existen en el mercado pinturas con un mayor nivel de reflectancia, por lo que reflejan hasta el doble la luz.

Ventanas y huecos

Si vas a cambiar las ventanas de tu hogar, debes saber que la mayor parte del calor o del frio se escapa por el marco. Los de apertura abatible u oscilobatiente tienen mejor estanqueidad que las ventanas tipo corredera. El PVC y el aluminio con rotura de puente térmico son los materiales con mejor comportamiento térmico.

Los vidrios también son importantes. Usa vidrios con cámara de aire, conseguirás reducir el gasto en climatización y mejorar el aislamiento acústico.

Si alguna de las fachadas de tu vivienda está orientada al Sur, incorpora protecciones solares a las ventanas como toldos, marquesinas o lamas, que eviten el sobrecalentamiento en verano.

Instalaciones y Energías Renovables

Si tu vivienda no cuenta con sistema de calefacción, estudia la sustitución de radiadores eléctricos o estufas catalíticas por una estufa de biomasa. Notarás como se reduce tu factura de la luz y mejora tu confort.

Si tu vivienda cuenta con un sistema de calefacción con caldera, estudia la posibilidad de sustituirla por otra que se alimente de un combustible más barato y eficiente, como el gas natural o la biomasa.

Puedes instalar colectores solares térmicos para producir agua caliente.

Estudia incorporar en tu casa una pequeña instalación de fotovoltaica. No producirás la energía suficiente para autoabastecer tu hogar, pero podrás contrarrestar gastos fijos como el del frigorífico.